Antes de iniciar un proyecto online es importante elegir la plataforma en la que vamos a trabajar, que estará ligada al tipo negocio, el volumen, los productos, los clientes y un gran número de parámetros diferentes que determinarán finalmente el éxito o no del proyecto.

En función del presupuesto y los conocimientos técnicos que uno tiene se puede optar por una opción u otra. Vamos a enumerar las diferentes posibilidades.

Crear tu propia plataforma ecommerce

Esto requiere de unos buenos conocimientos en programación y puede llevar bastante tiempo, si no dispones de ninguna de las dos cosas mejor no hacerlo. Si dispones de tiempo y ganas de aprender a programar no es una mala idea, puedes empezar desde cero o utilizar código ya existente, atendiendo siempre a las licencias de uso. Existen mucha información al respecto en Internet, lo recomendable es trabajar con algo ya desarrollado y que tenga una gran comunidad detrás, por ejemplo Prestashop que es una de las plataformas ecommerce más utilizadas y económicas del mercado, pero ya te aviso que tendrás más de un dolor de cabeza, así que ármate de paciencia, algo indispensable en un programador.

Prestashop te permite crear tu tienda online por muy poco dinero, y si no quieres meterte en trabajos de programación y diseño encontrarás infinidad de empresas y freelance dedicados a ello, especialistas en Prestashop. La página web de Prestashop y su foro es un buen comienzo para encontrar información.

 

 

Deja una respuesta