Los docentes en muchos países de la Unión Europea se sienten infravalorados, empieza a ser frecuente el mal estar en el sector y comienzan movilizaciones para reivindicar mejores condiciones salariales. En Hungría alrededor de 50 maestros incluso han sido despedidos por “desobediencia civil” después de organizar huelgas.

Es parte de un panorama más amplio de malestar en la educación, con una creciente escasez de docentes que se extiende por toda Europa. En Francia, actualmente hay 4.000 vacantes, y las últimas estimaciones en Alemania sugieren un déficit de 25.000 docentes para 2025.

Entonces, ¿cuánto se paga a los maestros en Europa? ¿Qué países pagan más y menos a los profesores? ¿Y cuánto han cambiado los salarios de los docentes en la última década?

Existen diferencias significativas en los salarios de los docentes entre los países europeos.

El salario bruto anual en las escuelas públicas de educación secundaria oscila entre unos 4233 € en Albania y 69.076 € en Luxemburgo en el periodo de 2020/2021, según los datos recopilados por la Comisión Europea.

El salario medio de los profesores en los países de la Unión Europea (UE) es de 25.055 €. En España el sueldo de un profesor de secundaria es de 2400€ brutos/mes aproximadamente, ocupando el puesto 12 de la UE, en el caso de profesores interinos su sueldo se reduce a 1800€ brutos/mes de media.

En la mayoría de los países europeos, los docentes que comienzan a trabajar en las escuelas públicas también ganan, en promedio, significativamente menos que el producto interno bruto (PIB) nacional per cápita. Si bien Alemania es uno de los países con el PIB per cápita más alto de Europa, la proporción es de 1,26, lo que significa que los profesores jóvenes aún ganan más que el PIB per cápita promedio. Por el contrario, esta proporción es de solo 0,71 en Francia. El de España es de 1,22, muy cerca de Alemania. Sorprende este dato ya que la inversión en educación de España esta por debajo de la media europea, que es un 5% del PIB, siendo la inversión en España de solo el 4,6% en el 2020, teniendo un gobierno progresista que presume de sus inversiones en el sector.

Deja una respuesta